Mejora a través de las Operaciones

En Latinoamérica mantenemos 20 plantas de fabricación que componen una red interrelacionada para garantizar un suministro de productos puntual y económicamente efectivo para toda la región. Entre los productos fabricados por estas plantas están detergentes, pañales, toallas higiénicas, champús, acondicionadores, tintes para el cabello, barras de jabón, desodorantes y afeitadoras, entre muchos otros. Diariamente cuidamos para que el proceso de producción de cada planta esté en mejora continua buscando reducir su perfil ambiental:

Consumo de Energía
Nuestras plantas en Latinoamérica han reducido su consumo de energía en los últimos 5 años en un 21,6%.

Disminución de Uso de Recursos
Reducimos también la huella de CO2 en un 26,8%, el uso de agua en un 23,7% y los residuos en un 88,3% por unidad producida.

Plantas Cero Residuos
Tres de nuestras plantas en la región han logrado la meta de cero residuo, en Manaos (Brasil), Apizaco (México) y Milenio (México), encontrando usos alternativos para todos los materiales y rediseñando procesos para evitar enviar residuos a los basureros.

Reutilizando la Materia
Cambiando la manera en la que vemos la basura –de algo desechado a algo con valor– hemos logrado reducir a cero los residuos destinados a los basureros en 50 plantas alrededor del mundo. En estas plantas, todos los residuos de producción son reciclados, reutilizados o convertidos en energía. En México, por ejemplo, los residuos de una planta del papel higiénico Charmin son convertidos en tejas de bajo costo que son destinadas a la construcción de viviendas para la comunidad local.

Un punto importante en la mejora de nuestra operaciones es que tenemos la sólida visión a largo plazo de alimentar nuestras plantas con energía 100% renovable, energía que genere emisiones no tóxicas, usar 100% de materiales renovables o reciclados en todos nuestros productos y empaques, no descartar residuos de fabricación o de los consumidores a los vertederos y diseñar productos que satisfagan a los consumidores mientras maximizan las conservación de los recursos.